Staff
Agencia Reforma

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Tres policías municipales y el juez cívico Joel Alberto Luis Velázquez fueron arrestados en Salina Cruz como presuntos responsables de la muerte de Abigail Hay Urrutia, quien fue detenida el pasado 19 de agosto y encontrada sin vida horas después en los separos de la comandancia, informó ayer la Fiscalía de Oaxaca.
«Sí, está confirmado (las cuatro detenciones), solicitamos órdenes de aprehensión y el juez las otorgó por el delito de homicidio, todos se encontraban en el puerto de Salina Cruz», indicó el Fiscal estatal Arturo Peimbert Calvo.
Luis Velázquez fue separado de su cargo el martes pasado, mientras que los agentes municipales habían sido dados de baja desde el sábado anterior, con el fin de llevar a cabo las investigaciones.
«La Fiscalía ejecutó orden de aprehensión contra cuatro personas del sexo masculino, quienes probablemente tienen un grado de responsabilidad en el homicidio de la mujer identificada por las iniciales F. A. H. U.», detalló la Fiscalía en un comunicado.
En declaraciones a Grupo REFORMA, Peimbert Calvo indicó que especialistas propuestos por la familia de la víctima le practicaron una tercera autopsia al cuerpo de Abigail.
La Fiscalía precisó que el tercera procedimiento fue aprobado «por lo atípico del caso» y para dar certeza legal y científica a las víctimas.
«Este procedimiento se efectuó este miércoles (ayer) debido a que, después de los resultados de las dos primeras autopsias, la familia de la víctima manifestó dudas razonables, por lo cual sugirieron que un grupo de especialistas en medicina legal, ajenos a la Fiscalía y procedentes de otro estado, se encargaran de esta práctica», se indicó en el comunicado.
La primera autopsia determinó que la causa de muerte fue asfixia por ahorcamiento, mismo resultado que arrojó el segundo dictamen pericial solicitado por la familia.
Los resultados finales de la tercera autopsia, indicó el organismo, se darán a conocer luego que se haga el contraste entre los tres dictámenes de las autopsias correspondientes a fin de tener una opinión científica colegiada entre los especialistas.
Familiares y amigos acudieron al funeral de la madre de familia, quien fue sepultada ayer en el panteón municipal de Salina Cruz.
Los padres portaban fotografías de Abigail, mientras los asistentes lanzaron gritos para exigir justicia por la muerte de la joven, quien fue detenida por una presunta falta administrativa.
Reportes locales indicaron que la familia recibió una carta supuestamente escrita por Abigail en la que se despedía y explicaba el supuesto suicidio, la cual fue desacreditada por sus padres.
CON INFORMACIÓN DE NAYRA RIVERA