CDMX.- La popularidad de Will Smith cayó brutalmente tras la bofetada que protagonizó el actor contra Chris Rock en la ceremonia de los Óscar 2022.
De acuerdo con Variety, Q Scores informó que antes del escándalo Smith se ubicaba constantemente entre los 5 o 10 actores mejor calificados de Estados Unidos, junto a famosos como Tom Hanks y Denzel Washington.
No obstante, tras la bofetada el Q Score positivo de Smith se desplomó de un estelar 39 a 24, mientras que su calificación negativa subió a 16 o 17 puntos.
«Es un declive muy significativo y precipitado», dijo Henry Schafer, vicepresidente ejecutivo de Q Scores.
Dicho acto también provocó que la imagen pública de su esposa Jada Pinkett Smith se viera afectada; su puntaje positivo bajó de 13 a 6 y su puntaje negativo saltó de 29 a 44. (Ángela Janayna Mendoza Parada/Agencia Reforma)