Marlen Hernández 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- De entre 10 países que hasta ayer ya habían reportado su PIB del segundo trimestre, México registró la caída más profunda, de acuerdo con una búsqueda hecha por EL NORTE entre organismos económicos internacionales y Ministerios de estadísticas, comercio e industria de diferentes naciones.

El desplome del PIB mexicano en el periodo abril-junio resultó de 17.3 por ciento respecto al trimestre previo con cifras desestacionalizadas, y los países que más cercanos estuvieron, bajo la misma metodología de medición, fueron Singapur, con una caída de 12.4 por ciento, y Bélgica, con una de 12.2.

Especialistas señalan que son 4 los factores fundamentales que explican la magnitud de la caída del PIB de México: los tiempos de impacto de la pandemia, la estructura de la economía, la política adoptada por el Gobierno y la debilidad que ya venía mostrando la actividad previo al Covid-19.

Jessica Roldán, de Finamex Casa de Bolsa, destacó que mientras en México las mayores restricciones a la economía se registraron en el segundo trimestre, en otros países el impacto se presentó desde el primero.

No obstante, datos de la OCDE muestran que países que tuvieron sus picos de casos en el primer trimestre no cayeron tanto entonces, como China, que en ese periodo registró una baja del PIB del 10.0 por ciento y España una de 5.2.

Gabriela Siller, de Banco Base, expuso que en México no se ha implementado una política fiscal anticíclica.

“Contrario a lo observado en el resto del mundo, el Gobierno federal no ha realizado una reorientación del gasto público para amortiguar el impacto económico de la crisis”.

En ese sentido, Héctor Magaña Rodríguez, del Centro de Investigación en Economía y Negocios, señaló que en México las medidas de apoyo han sido muy limitadas y no se han entregado en su totalidad.

“Por ejemplo, Estados Unidos ha realizado una inyección de recursos a su economía de billones (millones de millones) de dólares, lo cual ha permitido un mejor manejo de la situación”.

Hasta ahora, el Departamento del Tesoro ha anunciado tres paquetes fiscales que suman cerca de 2.5 billones (millones de millones) de dólares, lo que equivale al 14.8 por ciento del PIB estadounidense del 2019.

Y se espera que próximamente se apruebe un paquete adicional de un billón (millón de millones) de dólares.

En México, las medidas implementadas se han limitado a adelantos en la entrega de pensiones para adultos mayores, el otorgamiento de 2 millones de créditos por un monto de 25 mil pesos cada uno, entre otras medidas de menor magnitud, que suman menos del 1 por ciento del PIB.

“El apoyo fiscal y monetario que ha tenido Estados Unidos ha sido masivo y, comparado con éste, el de México, es muchísimo menor, pero incluso entre las economías emergentes”, reconoció Roldán, de Finamex.

Con la caída del PIB en el periodo abril-junio, México ligó 5 trimestres de tropiezos.

La Caintra Nuevo León expresó su preocupación sobre las implicaciones que tiene ese desplome de 17.3 por ciento sobre empresas y empleos.

“Para el sector industrial esto representa un foco rojo adicional que las autoridades deberían evaluar de forma rápida y efectiva para determinar las acciones de impulso al sector productivo, particularmente a las pymes, que están al límite de sus límites para sobrevivir”.