Originalmente el pasado jueves tanto Red Sox como Orioles verían por primera ocasión acción en la temporada 2021 de las Grandes Ligas, lastimosamente para su causa tuvieron que esperar un día más debido al mal clima que estaba pronosticado en Boston. Ayer al mediodía por fin llegó el momento de que ambas novenas se vieran las caras saltando al diamante por primera vez en el año, lo que dejó un mal sabor de boca en los Red Sox que vienen por revancha luego de un 2020 negativo, pero que no consiguieron arrancar con el pie derecho.
Casi durante dos tercios del partido las cosas se mantuvieron empatadas a cero, ambos abridores tuvieron un buen ritmo de presentación. Fue hasta el sexto inning cuando los Orioles rompieron el empate gracias a un doblete elevado por el izquierdo de Ryan Mountcastle que fue suficiente para producir dos carreras. Para la octava Baltimore extendería su ventaja con Cedric Mullins llegando al plato gracias a un sencillo de Anthony Santander lo que les daba un excelente colchón para el cierre del encuentro.
César Valdez llegó para tirar la novena entrada consiguiendo un ponche y dominando tanto al mexicano Alex Verdugo como a Xander Boagerts decretando la victoria 3-0 para los Orioles que van con todo este año por pelear un lugar en postemporada. Verdugo hizo su debut este año, pero no tuvo un buen día, yéndose sin batear en cuatro turnos, la única buena noticia es que no se ponchó en esos cuatro turnos. John Means se llevó la victoria con una gran salida lanzando siete entradas completas en las que permitió sólo un imparable además de conseguir cinco ponches.