Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En enero pasado, el número de pasajeros movilizados entre China y México fue de apenas 835 personas, una caída de 89.6 por ciento contra lo reportado en el mismo mes de 2019.
Luego de que se informara de la detección del nuevo coronavirus en Wuhan, China, durante enero de 2020 se realizaron apenas 16 vuelos para conectar ambos países, contra los 83 reportados en igual periodo del año pasado, de acuerdo con estadísticas de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC).
Todos los vuelos fueron operados por una sola aerolínea: China Southern Airlines que conectó a México con Guangzhou, China, mediante vuelos con escala en Vancouver, Canadá.
Sin embargo, durante ese periodo su factor de ocupación fue de apenas 20.8 por ciento, lo que demuestra que sus vuelos fueron operados con pocos pasajeros.
Esta caída en el tráfico aéreo está totalmente relacionada con la detección del nuevo virus, que se dio a conocer el 10 de enero pasado, y es previsible que la baja se mantenga e incluso se agudice, aseguró Fernando Gómez, experto en temas de aviación.
De acuerdo con la AFAC, en el primer mes de este año únicamente China Southern Airlines ofreció vuelos entre México y China, ya que no se registraron operaciones de la ruta Pekín-Tijuana-México, de Hainan Airlines, de la cual se anunció su suspensión temporal a partir de febrero pasado por las obras de mantenimiento y reparación del Aeropuerto Internacional de Tijuana, Baja California.
De las aerolíneas mexicanas, únicamente Aeroméxico conectaba a los viajeros con este país asiático, pero dejó de hacerlo el año pasado, cuando canceló su ruta hacia Shanghai.