Norma Zúñiga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 28-Jul.- La producción de diesel por parte de Pemex cayó en junio 11 por ciento y la de gasolinas 9 por ciento respecto a mayo, afectada por el paro de emergencia en la refinería de Salina Cruz, Oaxaca, donde la entrega de petrolíferos se desplomó 50 por ciento.
En el caso del diesel, la producción en las seis refinerías de Pemex bajó de 194 mil barriles diarios en mayo a 173 mil en junio, mientras que la de gasolinas descendió de 322 mil a 292 mil.
Salina Cruz, la refinería estrella de Pemex que tuvo que detener sus operaciones a raíz de un incendio tras la inundación de sus instalaciones, registró un desplome de 56 por ciento en su producción de diesel.
En junio sólo se produjeron 17 mil barriles diarios, comparados con los 39 mil de mayo. En tanto, la producción de gasolinas en dicha refinería cayó 46 por ciento, al pasar de 67 mil a 36 mil barriles diarios.
El diesel y las gasolinas que dejó de producir Salina Cruz a partir del 14 junio, fecha del incendio, fueron sustituidos en parte con importaciones y una mayor producción en las refinerías de Tula, Hidalgo, y Minatitlán, Veracruz.
Pemex aumentó 2 por ciento sus importaciones de diesel de mayo a junio, de 198 mil a 202 mil barriles diarios.
Además, la refinería de Tula aumentó 32 por ciento su producción de diesel, de 34 mil a 45 mil barriles diarios, mientras que la de Minatitlán incrementó 31 por ciento su elaboración de gasolinas, de 40 mil a 52 mil barriles diarios.
En la comparación interanual, la producción de diesel de las seis refinerías de Pemex cayó 31 por ciento, de 253 mil barriles diarios en junio de 2016 a a 173 mil en el mismo mes de este año.
Por su parte, la producción total de gasolinas disminuyó 14 por ciento, de 343 mil a 292 mil barriles diarios.