La actividad avícola ha sido posiblemente la que en los últimos años ha reportado mayor crecimiento tanto en la producción como en el consumo de carne y huevo en México, de ahí que también se le considera como una actividad dinámica dentro de la ganadería.

De acuerdo a información proporcionada por productores avícolas en la entidad, se estima que al finalizar este año la producción avícola podría crecer un 3% en comparación con lo alcanzado en 2019, para cerrar con 6.4 millones de toneladas tanto de pollo y pavo, incluyendo el huevo para plato.

Al ser un producto de fácil alcance para el grueso de la población en cuanto a cárnicos, también se ha logrado mejorar el consumo per cápita, inclusive en este tiempo difícil de pandemia por COVID-19, de ahí que al menos en Aguascalientes se estima que cada persona llega a consumir poco más de 30 kilos de carne al año, por arriba de la media nacional que es de 28.32 kilos.

Esto habla del tipo de consumo de alimentos en la población aguascalentense, que tiene confianza en la proteína avícola, al ser también de la carne más económica en el mercado, pero también se ha incrementado el consumo de huevo, siendo los productos preferidos por su calidad proteínica por arriba de la leche de vaca, la carne de res y la de cerdo.

Según información de la Unión Nacional de Avicultores, tan sólo de pollo se espera un aumento en la producción del 3% y alcanzar alrededor de las 3.5 millones de toneladas, de lo que Aguascalientes tendrá una buena aportación, toda vez que se encuentra en el segundo lugar nacional en este giro. En cuanto a huevo para plato se espera llegar a los 2.9 millones de toneladas, no obstante en este rubro esta entidad se encuentra por debajo de la media.

Cabe mencionar que las entidades en el país con mayor producción de carne de pollo fueron Veracruz y en seguida se encontró Aguascalientes, Querétaro, La Laguna, considerando Coahuila y Durango, además de Jalisco y Puebla.