Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En la última semana, cada 2 minutos una persona murió por Covid-19 en México, mientras que cada 14 segundos una persona se contagió.
Según datos de la Secretaría de Salud, sólo del 3 al 10 de julio 43 mil 923 personas adquirieron coronavirus y 4 mil 348 murieron.
A ese ritmo, hospitales de diversas ciudades comenzaron a reportar saturación y hasta falta de médicos.
En Zihuatanejo, el Hospital del IMSS y el Hospital General de Reconversión, que recibe a pacientes graves procedentes de toda la Costa Grande, reportaron 100 por ciento de ocupación.
“Suspendimos el servicio de auxilio y sólo lo hacemos cuando nos avisan que hay un espacio”, reconoció la presidenta de la Cruz Roja en esa ciudad, Gerarda González.
En Mérida, el Hospital Regional 12 del IMSS reporta también una ocupación del 100 por ciento, mientras que en Baja California Sur el Gobernador Carlos Mendoza Davis alertó que ya no hay médicos ni enfermeras para atender a más pacientes Covid.

Fallece frente a farmacia
Un adulto mayor, enfermo de Covid-19, se desplomó y murió afuera de una farmacia en Zihuatanejo. “Observé a dos mujeres, al parecer sus familiares, que trataban de echarle aire porque no podía respirar”, contó un testigo. Cuando llegaron los paramédicos, el hombre ya había muerto. Las acompañantes del adulto mayor contaron que éste tenía 15 días enfermo de insuficiencia respiratoria con diagnóstico del coronavirus.
Con información de Jesús Guerrero.

Muere afuera de hospital
El cuerpo de una persona que falleció presuntamente por Covid-19 en las afueras del hospital regional de Cunduacán, Tabasco, permaneció por más de cinco horas en la vía pública. El hijo de la víctima que se identificó como Roberto Castillo Gómez acusó que los médicos de ese nosocomio le negaron la atención. Además, dijo, que una vez fallecido, los empleados del Hospital no quisieron prestarles ni una sábana para cubrir el cadáver.
Con información de Staff