Rechazó el Cabildo de Aguascalientes dar respaldo a la reforma del Artículo 53 de la Constitución Política del Estado, que busca “facilitar” el camino para quienes aspiren a ser magistrados o fiscales en la entidad.

En sesión extraordinaria, el Ayuntamiento de Aguascalientes dio carpetazo a la intención de disminuir la edad requerida para ostentar el cargo, de 35 a 30 años, cambiando el requisito para que los aspirantes ya no sólo sean licenciados en derecho o abogados, sino que puedan tener otras licenciaturas, así como que se reduzca la antigüedad del título profesionista de 10 a 7 años.

Durante su intervención, la regidora por MORENA, María Dolores Verdín Almanza, argumentó que en esencia la iniciativa de reforma a la Carta Magna va más allá de lo que la Constitución establece, por lo que su respaldo representaría legislar contrario a lo que mandata la ley. Agregó que el intento de modificación por parte del Poder Legislativo es inaplicable por la responsabilidad que reviste a un magistrado, pues dejó en claro que su función no se centra únicamente en la aplicación del derecho, sino la justicia, aptitudes que no se hacen en un aula, sino que se adquieren con la experiencia vivida.

Sostuvo que la iniciativa, más que una reforma moderna, pareciera ser un “traje a la medida” mal hecho, que no abona en nada al Poder Judicial y que mete en conflicto el principio de justicia.

Finalmente, la regidora por el Partido Acción Nacional, Mirna Rubiela Medina Ruvalcaba, hizo un llamado al resto de los cabildos para que sean congruentes con el rechazo a la modificación que “sin ton, ni son” fue creada y que mete en serios problemas a la justicia en Aguascalientes.