Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-El coordinador del Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, informó que buscarán grava los ingresos de empresas como Facebook y Amazon.

En entrevista, indicó que a más tardar el próximo 15 de agosto, entregarán una iniciativa de reforma fiscal que, además, considerará los ingresos que se prevén obtener por la regularización de la mariguana -la minuta aún se encuentra en el Senado-, misma que deberá ser analizada por la próxima Legislatura.

El coordinador del grupo de trabajo que fue instalado este miércoles recordó que si bien México es uno de los países pioneros en gravar la contratación de servicios a través de plataformas digitales, aún falta legislar sobre los ingresos de las grandes plataformas.

Ramírez Cuéllar detalló que a nivel internacional ya se estableció un grupo para que la OCDE y el G20 analicen y establezcan un acuerdo sobre el tema, razón por la cual México ya no puede aceptar que estas empresas no paguen impuestos.

“Lo que ya no podemos aceptar es que buena parte de los ingresos de las plataformas sean producto de millones de usuarios y consumidores que están en nuestro País y que este comercio y estas plataformas no paguen impuestos sobre sus ingresos, porque no queda claro, no queda preciso, no queda acordado el tema del establecimiento permanente y ellos tienen establecimiento permanente en países de baja tributación o en verdaderos paraísos fiscales”, indicó.

Sostuvo que la reforma fiscal es impostergable, porque si bien se puede continuar con un presupuesto inercial, las reformas legales y constitucionales que ha aprobado en Congreso en la actual Legislatura requieren de recursos adicionales para hacerlas realidad.

Recordó que de acuerdo con cálculos, la gratuidad y la universalidad de la salud requerirá de una inversión casi tres veces mayor a la actual, en tanto que la obligatoriedad de la educación hasta el nivel superior demandará la inyección de recursos adicionales.

Otros temas que demandarán más presupuesto, dijo, son la inversión en infraestructura y en ciencia y tecnología.

“Se puede continuar con un gasto inercial, tener cubiertos los financiamientos básicos, tanto de programas sociales como de la inversión en las obras que ya están programadas, pero tenemos muchos pendientes. Uno de los que quizá es más importante es toda la reforma en el sistema de salud, lo que hemos aprobado es un proyecto de una gran trascendencia que requiere una disposición presupuestal, estamos ahorita con como 250, 270 mil millones de pesos que requiere de una disposición presupuestal casi tres veces de la que habitualmente tenemos”, sostuvo.

Aunque dijo que el grupo de trabajo que coordina no propondrá crear nuevos impuestos ni aumentar los ya existentes, detalló que pretenden obtener recursos adicionales del cobro de impuestos a las empresas de comercio electrónico, de la legalización de la mariguana y de la revisión del Presupuesto de Gastos Fiscales, el cual en estos momentos asciende a alrededor de 850 mil millones de pesos.

El ex presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública acusó que muchos de estos gastos están justificados, pero muchos otros tienen que revisarse, porque son producto de presiones y negociaciones.

Ramírez Cuéllar reconoció que la relación entre la Federación con los estados y los municipios está en crisis, por lo que el 15 de agosto también entregarán el borrador de la convocatoria a una Convención Nacional Hacendaria, el cual deberá ser aprobado por la próxima Legislatura y cuyo objetivo será caminar hacia un nuevo Pacto Fiscal, cuya base sea la corresponsabilidad.

“Tenemos que ir a un nuevo Pacto Fiscal y ahí la base es la corresponsabilidad, ahí tenemos que revisar la regulación de la parte ambiental, una modernización del Catastro, para garantizar que los grandes patrimonios paguen más, acabar con esta deslealtad que existe entre estados por el impuesto de la tenencia, que significa el sacrificio y la desventaja de muchas entidades federativas”, expresó.

El morenista confió en que lograrán también elaborar una propuesta para crear una especie de “segundo piso del T-MEC”, que incluya la regulación fiscal del comercio electrónico, políticas anticíclicas y la progresividad fiscal.