Sineli Santos
Agencia Reforma

CDMX.- Cuando los Bucaneros de Tampa Bay se unieron a la NFL en 1976 como un equipo de expansión pocos imaginaban que estaban presenciando el nacimiento de un equipo perdedor.
La carta de presentación de los Bucs en la elite del futbol americano fue convertirse en la primera escuadra en la era del Super Bowl en terminar una temporada sin victorias, con marca de 0-14 y lejos de mostrar aptitudes para llegar a ser un equipo competitivo.
Aquel equipo entrenado por John McKay no vería superado su récord sin victorias en una campaña hasta que los Leones de Detroit hicieron lo suyo en la temporada de 2008.
Fue hasta la Semana 13 de su segunda temporada de vida que los Bucaneros alzaron por primera vez los brazos en señal de victoria. La víctima de la proeza fueron, curiosamente, los Santos de Nueva Orleans, equipo que jugó un papel clave esta temporada para que Tampa Bay sea uno de los protagonistas del Super Bowl LV.
Lo que inició con un 0-26 entre 1976 y 1977 se convirtió en una pronta llegada a los Playoffs, en 1979, cuando cayeron en el campeonato de Conferencia ante los Rams de Los Ángeles.
Desde entonces, los Bucaneros navegaron sin rumbo a lo largo de las campañas, entrando de vez en cuando a la postemporada y quedándose en la orilla de la grandeza en cada ocasión, hasta que en 2002 finalmente pudo bañarse de gloria.
Fue en el Super Bowl XXXVII cuando los Bucs finalmente se quitaron el lastre de franquicia perdedora, aunque fuera temporalmente, tras derrotar 48-21 a los Raiders de Oakland en el Qualcomm Stadium de San Diego.
La alegría le duró poco a los de Tampa, que desde aquel hito en la temporada 2002-2003 no habían podido regresar a un Súper Domingo, algo que cambió este año con la llegada de Tom Brady y su mística ganadora.
Con Brady al mando, los Bucs no pudieron dominar la División Sur de la Conferencia Nacional, pero sí colarse a la postemporada como Comodines y, con la ventaja del “caballo negro”, apuntarse triunfos inesperados en patio ajeno.
Curiosamente, tras jugar todos los Playoffs como visitante, ahora podrán buscar el segundo anillo de Super Bowl en su casa, el Raymond James Stadium.

EL DATO
En el Draft del año 2000, los Bucaneros se inclinaron por seleccionar al quarterback Joe Hamilton, de la Universidad de Georgia Tech, por encima de Tom Brady, quien finalmente llegó a los Patriotas de Nueva Inglaterra y ganó el Super Bowl tres años después; Hamilton sólo jugó tres años en Tampa y se retiró en 2006.

NÚMEROS
26 DERROTAS consecutivas tuvieron los Bucaneros de Tampa Bay en sus primeros años.
13 TEMPORADAS tenían los Bucs sin clasificar a la postemporada.
89 JUEGOS disputó el pateador Martín Gramática, máximo anotador de Tampa, en el equipo.
2 AÑOS dura el contrato de Tom Brady con los Bucs; en su primero los llevó al Super Bowl.