En el artículo pasado establecimos algunos de los puntos generales de la migración; ahora vamos a hablar de sus principales consecuencias y de los debates alrededor de la misma.

Primero, los efectos positivos de la migración en los países de destino son:

1.- El aumento de la mano de obra en sectores donde suele ser carente: los migrantes suelen aceptar trabajos que los nacionales no suelen ocupar.

2.- La calidad de la mano de obra productiva: en los grupos de migrantes hay individuos inteligentes, creativos y emprendedores, los cuales pueden aumentar el capital social e intelectual de los países de destino.

3.- El combate a la reducción de la tasa de natalidad y la conservación del estado de bienestar: durante las últimas décadas, la tasa de nacimientos de los países desarrollados ha bajado. Esto tiene como consecuencia la reducción de la mano de trabajo, lo cual pone en riesgo los sistemas de bienestar, ya que la principal fuente de ingresos que obtienen los gobiernos se deriva de los impuestos, por lo que, si tienes menos ciudadanos, cobras menos impuestos y, por ende, menos recursos para mantener el estado de bienestar.

En este sentido, la migración puede mitigar esta reducción de la población, sin embargo, no detiene ni mucho menos revierte esta tendencia.

Ahora, los efectos positivos para los Estados de origen son:

1.- Las remesas: en México, las remesas equivalen al 4% del PIB, lo que equivale aproximadamente a 404,600 millones de dólares. Esta fuente de ingresos es la más importante para la economía mexicana, seguida por el petróleo y el turismo.

2.- Las inversiones que los migrantes hacen en sus países de origen: los migrantes también invierten en sus países de origen mediante el establecimiento de programas, fundaciones, escuelas, fondos, becas, etc.

3.- El establecimiento de redes de información: los migrantes generan redes de contactos y transmisión del know-how, lo que les permite a los nacionales del país de origen tener acceso a información, procesos y oportunidades que en otras circunstancias no estarían disponibles para ellos.

Ahora hay que hablar de las desventajas de la migración. Primero en los países de destino:

1.- Demasiada presión en el sistema económico: la migración implica un aumento considerable en la población de un país, lo cual pone una mayor presión en el sistema económico que podría no estar preparado para tanta gente.

2.- Aumento de los niveles de violencia: esto se da principalmente porque en ocasiones los migrantes resultan ser delincuentes, exiliados y prófugos de la ley que sólo llegan al país de destino para continuar haciendo lo mismo que en su país de origen.

3.- Detenimiento de la cultura nacional: los migrantes traen su cultura al país de destino, la cual permanece con ellos a lo largo de las generaciones, sin embargo, esto se vuelve un problema cuando la población nacional está en detrimento, lo que podría generar que con el paso de los años los ciudadanos nacionales se convierten en minorías dentro de su propio país.

En cuanto a los países de origen, podemos identificar 3 de sus principales consecuencias:

1.- Disminución de la fuerza laboral: por regla general, las personas que deciden migrar en su mayoría son personas en edad de trabajar, las cuales abandonan su país de origen para ofrecer sus capacidades en otros lugares. Esto tiene como consecuencia que en los países de origen se disminuye la cantidad de gente generando riqueza, para el crecimiento de la economía nacional.

2.- Fuga de cerebros: vinculado con el tema anterior, esas personas creativas, inteligentes e innovadoras en vez de poner sus habilidades en servicio de su país de origen deciden migrar a un país donde tendrán más posibilidades de desarrollo y es ahí donde explotan su talento.

3.- Dependencia económica: Se genera una dependencia económica de los países de origen a los países de destino, pues si hay alguna circunstancia que reduzca la afluencia de capital, millones de personas caerán en la pobreza.

Como podemos darnos cuenta, la migración es un tema de mucho debate, el cual continúa siendo analizado en la actualidad.

Si desea compartir sus opiniones, puede comunicarse conmigo mediante mi correo electrónico: rubenmoreno0034@gmail.com