Óscar Luna
Agencia Reforma

El Congreso de Tabasco aprobó en comisiones un dictamen que busca sancionar hasta con 13 años de prisión a personas que protesten en vías públicas o impidan la ejecución de obras.
La Comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil avaló con tres votos a favor y uno en contra la propuesta enviada por el Gobernador Adán Augusto López.
Las legisladores que aprobaron la iniciativa fueron las morenistas Carmen Pardo Contreras, Alma Rosa Espadas Hernández y María Félix García Álvarez.
En tanto, la diputada del PRI, Ingrid Margarita Rosas Pantoja, votó en contra, pues consideró que esta iniciativa abre paso a inhibir cualquier protesta pacífica.
“Ahora quieren volver delincuente a cualquiera que se atreva a reclamar un derecho o exigir un servicio creando una ley antimarchas”, reprochó durante la sesión celebrada el pasado viernes.
Se prevé que la reforma sea votada hoy en el Pleno y cuente con el aval de la bancada mayoritaria de Morena, pero los legisladores del PRI anticiparon su voto en contra con el argumento que dichas conductas ya están reguladas en la legislación vigente, además de que las sanciones son desproporcionadas.