Guadalupe Oviedo González
Agencia Reforma

Monterrey, México.-La idea de la energía de fusión ha intrigado a los científicos durante casi 100 años, cuando descubrieron por primera vez el proceso que alimenta el sol y las estrellas.

Una reacción de fusión, que ocurre cuando los átomos se fusionan, podría generar cuatro veces más energía que los reactores de fisión actuales, y alrededor de cuatro millones de veces más que la quema de carbón, sin producir gases de efecto invernadero, destacó CNBC.

Ante ello, ITER, un megaproyecto internacional de 22 mil millones de dólares en el sur de Francia, es el esfuerzo de fusión mejor financiado, pagado por los gobiernos de sus siete países miembros.

Espera ser el primero en demostrar la viabilidad de la fusión al generar más energía de la que consume.

Fondos de capital de riesgo y los inversionistas multimillonarios también están invirtiendo dinero en startups de fusión, con la esperanza de comercializar la energía de fusión en la próxima década.

Además, el proceso no genera desechos radiactivos a largo plazo, los reactores de fusión no se pueden fundir y el combustible de fusión (hidrógeno) está fácilmente disponible.

Una vez que los científicos finalmente logren crear una reacción de fusión sostenida, podría ser un gran cambio de juego para la industria energética, señaló CNBC.