El pasado miércoles se disputó la final de ida de la categoría Sub-18 de la Liga MX, con los Rayitos de Necaxa recibiendo a las Chivas de Guadalajara. Este reto es el más importante del semestre para todos los jóvenes de la cantera de Necaxa, quienes al menos en el primer compromiso no pudieron sortear.
En un partido clásico de final en donde las acciones fueron muy apretadas, el Rebaño logró llevarse la victoria por la mínima diferencia, rompiendo con una racha de cuatro empates consecutivos. Con este resultado, Necaxa está obligado a ganar el partido de hoy para obligar a tiempos extra o llevarse el título.
Será a las nueve de la mañana en el Estadio Akron donde se decida al nuevo campeón de la Sub-18. Aunque la derrota fue un duro golpe para Necaxa, el plantel se reportó listo para afrontar este reto y buscar darle la vuelta en tierras tapatías.
A lo largo del torneo, los Rayitos mostraron una buena capacidad goleadora con futbolistas muy interesantes que vienen empujando fuerte para ser tomados en cuenta en la selección mexicana y, poco a poco, subir de categoría hasta cumplir su sueño de debutar.
Con esto en mente, esta final de vuelta es una oportunidad de oro para los futbolistas de Necaxa para demostrar su mentalidad y talento, con el gran objetivo del título a la vuelta de la esquina.