Gabino Arriaga
Agencia Reforma

MONTERREY, NL .-Apoyados con un binomio canino, agentes ministeriales y familiares de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa reanudaron ayer la búsqueda de la joven, ahora en una empresa de transportes ubicada a un costado de donde fue vista por última vez, sobre la Carretera a Nuevo Laredo.
La revisión se realizó luego de que el domingo se informó que autoridades y familiares tuvieron acceso a videos en los que se ve caminar a la joven de 18 años de edad luego de que bajó de un taxi de aplicación la madrugada del sábado 9 de abril.
La empresa revisada fue Alcosa Transportes Internacionales, ubicada en el kilómetro 15 de la Carretera a Nuevo Laredo, en la Colonia Nueva Castilla, en Escobedo.
A un costado de esa empresa hay una calle que da al interior de la Colonia Nueva Castilla, donde hay quintas y terrenos que se rentan para reuniones y fiestas.
Previo a su desaparición, Debanhi salió de una fiesta en esa colonia, donde abordó un taxi de aplicación, del que después bajó al llegar a la carretera.
Ése fue el lugar donde se le vio por última vez, y donde el taxista le tomó la foto con la que ha sido buscada.
De acuerdo con agentes cercanos al caso, extraoficialmente se dijo que en algunos videos se pudo ver pasar a la joven por la empresa, mientras que hubo versiones de que entró al lugar, por lo que se inspeccionó el sitio.
El asesor legal de la empresa, Pedro Raúl Lara, dijo que, pese a que la autoridad no contaba con una orden de cateo, se le dio acceso total para revisar, además de que también se invitó a los familiares para que estuvieran ahí.
«Hasta ahora no hay algún video o evidencia que indique que la joven entró a la empresa», dijo el abogado.
Cuestionado, el padre de la joven dijo desconocer si ella habría entrado.
«Pues aquí andamos junto con la Policía», expresó Mario Escobar, «la autoridad es la que trae más datos y sabe por qué se revisa el lugar».

¡Participa con tu opinión!