Daniel Santiago
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Conforme en las escuelas se permitió la presencialidad y en otros países comenzaron a vacunar a mayores de 12 años, cada vez más padres buscan para sus hijos de estas edades la vacuna para prevenir Covid-19.
Y tal como ocurrió cuando la vacuna comenzó a estar disponible en Estados Unidos para los adultos, ante la lentitud del proceso en México cada vez más familias con posibilidades económicas deciden hacer el viaje para vacunar a los menores.
El Instituto San Roberto informó que el 40 por ciento de sus estudiantes de sexto de primaria a tercero de secundaria, el grupo etario para el que está indicada la vacuna, ya lo hizo, un 28 por ciento con dos dosis, y un 12 por ciento con una dosis.
Un 50 por ciento de los chicos está en espera de la oportunidad para hacer lo mismo.
“Eso, más saber que el 98 por ciento de los papás están vacunados, y maestros vacunados, nos da un nivel de protección alto”, dijo Hortensia Prieto, directora del colegio.
Aunque no precisó un porcentaje, el Colegio Inglés también indicó que muchos de sus alumnos ya se han vacunado y otros están esperando hacerlo.
El infectólogo pediatra Iván Castillo, recomienda hacerlo a quien tenga la oportunidad.
“La vacunación en adolescentes está autorizada en Estados Unidos, por lo tanto, quien tenga la oportunidad de acudir, sería recomendable”, dijo.
En lo que va de la pandemia por Covid-19, en Nuevo León se han registrado 13 mil 561 casos en menores de 18 años.
Los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de EU recomiendan que todas las personas de 12 años de edad o más se vacunen contra el Covid para protegerse y ayudar a proteger a los demás. Al momento, el biológico autorizado es Pizer-BioNTech.
Los efectos secundarios también son posibles en niños y adolescentes, como dolor, enrojecimiento e hinchazón en el brazo donde recibió la vacuna, y cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre y náuseas, dice el sitio de CDC.
“Estos efectos secundarios pueden afectar la capacidad de su hijo de realizar sus actividades diarias, pero deberían desaparecer en pocos días. Algunas personas no sufren efectos secundarios”, señala.

ESCALA PREOCUPACIÓN
Al no haber en México una fecha para comenzar este proceso, la preocupación ha escalado y, en Nuevo León, las familias de ocho menores de edad han tramitado amparos para obligar al Estado a aplicarles la vacuna.
El Secretario de Salud estatal, Manuel de la O, dijo ayer en su rueda de prensa sobre Covid que ya hizo una petición a la Federación para vacunar a los pacientes de 12 a 17 años de edad, aunque espera que la solicitud sea atendida una vez que se complete la vacunación con los mayores de 18.
Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal, afirmó ayer mismo que vacunar a un menor de edad significaría quitarle la dosis a una persona con mayor riesgo ante el Covid-19.
Sobre si hay niños que no deban vacunarse con Pfizer-BioNTech, la Clínica Mayo precisa que, además de que no está disponible aún para menores de 12 años, quienes tienen antecedentes de reacción alérgica a algunos de los ingredientes de la vacuna no deberían recibir la vacuna, por lo que es necesario, antes de la aplicación, consultar a un médico.
“En este caso, es posible que tu hijo pueda recibir otra vacuna contra Covid-19 en el futuro”, señala el sitio.
La misma prestigiada Clínica responde a una pregunta común: Si los niños no suelen enfermarse gravemente con Covid, ¿por qué tienen que vacunarse?
“La vacuna contra Covid-19 puede evitar que tu hijo se contagie con el virus y lo transmita. Si tu hijo se contagia, la vacuna podría evitar que se enferme de gravedad.
“Además, vacunarse permitirá que tu hijo retome muchas actividades que quizás no haya podido hacer a causa de la pandemia. Por ejemplo, no usar mascarilla ni mantener distanciamiento físico en cualquier entorno, excepto en los casos en que lo exija alguna norma o ley”.

TESTIMONIO
‘Tenía todos los síntomas’
“Pensé que me iba a morir”, expresa Fernanda, de 11 años, quien en verano sufrió los estragos de Covid-19.
Ella fue una de las más de 50 niñas más familiares que se contagiaron en un campamento de verano de 70 chicas realizado en junio pasado, y en donde no se siguieron los protocolos, de acuerdo con su testimonio.
“El lunes a una niña no le sabía la hamburguesa y le dieron Tempra, pero no nos regresaron a todas, ni a la niña”, cuenta en entrevista con autorización de sus padres. “Y todas nos enfermamos. El miércoles había una noche disco en un cuartito como éste, así de grande”, dice mientras abre los brazos a la sala de su casa.
“Dejaron dos puertas abiertas, sí, pero eso no es nada, estábamos todas amontonadas”.
Al regresar, su prueba arrojó positivo y comenzó con los síntomas.
“Ya no podía más, estaba muy feo, no olía, no me sabía la comida, tenía todos los síntomas. Me dolía la panza, la cabeza, estaba mareada, me dormía de las cuatro a las 10 de la noche. Estaba toda cansada”.
Ahora está en tratamiento para aliviar las secuelas en el sistema digestivo.
También comenzó a ir a clases presenciales. Tiene temor, aunque su colegio le ha asegurado a ella y a su familia que seguirán todos los protocolos para evitar contagios.
Los cuidados extremos son precisamente los que hacen la diferencia entre un caso positivo y un brote en una escuela, reconoce su madre.
Cuando cumpla 12, Fernanda dice que se pondrá la vacuna, aunque lo hará después de que lo hagan sus amigas.
“Primero quiero ver si tienen efectos”, dice.
De algo sí tiene claridad: no quiere volver a padecer Covid.

EN LA NIÑEZ DE NL
Casos de Covid:
– 1,349 casos activos en menores de 18 años.
– 932 nuevos casos en menores de edad hubo el 16 de agosto, el pico más alto de este grupo etario durante la tercera ola.
– 88 nuevos casos se registraron ayer.
– 26 niños hospitalizados por Covid, el lunes.
– 13,561 casos en menores de 18 años durante la pandemia y 58 defunciones