Ayer, en sesión del Congreso fue avalada la propuesta de regularizar la compra de mascotas y propiciar su cuidado, mediante reformas a la Ley de Protección a los Animales para el estado. Se eleva a 18 años como la edad mínima, para que una persona pueda adquirir especies o animales domésticos vivos; y la obligación para que los establecimientos de venta de mascotas expidan a sus clientes un manual de salud, cuidado, alimentación, albergue, e higiene del animal.