Zedryk Raziel
Agencia Reforma

URUAPAN, Michoacán .-El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se implementarán medidas para evitar que los distribuidores que le compran gasolina a Pemex vendan el producto a precios excesivos a los consumidores.
Agregó que, a su vez, se vigilará que la petrolera no venda el combustible a sobreprecio a las gasolineras.
“Ahora hubo algunos aumentos (de precios) porque estamos buscando el mecanismo para regular, porque Pemex le vende a un precio la gasolina a los distribuidores y hay quienes lo venden al precio razonado, al precio justo, y hay otros que abusan.
“Pero ya estamos buscando un mecanismo para que Pemex no les dé más cara la gasolina a los distribuidores y que ellos ya no abusen y mantengamos estables los precios, que nada más se agregue lo que significa la inflación”, señaló en un acto público.
López Obrador afirmó además que está controlado el problema del robo de combustible y declaró vencidos a los huachicoleros.

Rechazan mando
El ex líder de autodefensas José Manuel Mireles criticó el anuncio del Presidente de que designará a un militar en activo como jefe de la Guardia Nacional.
“Hay que ubicarnos en el texto (constitucional), es Guardia Nacional de civiles, y se están preparando 50 mil civiles para que se hagan cargo de los comités municipales de seguridad pública.
“Claro que los tienen que capacitar, porque los únicos que tienen disciplina en uso de armas es el Ejército, por eso ahí se está haciendo la preparación de los civiles, para que saliendo de ahí, sin tener grados militares, se incorporen a la seguridad pública de los municipios”, detalló.
Señaló que los mandos de todos los niveles de la corporación deben ser civiles.