Después de un año de que se perdiera a nivel local la certificación para la movilización y exportación de ganado de alto registro a los Estados Unidos, la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, alista un plan de trabajo con la intención de recuperar el nombramiento en la Zona A, en la cual pertenecen y que permitiría abastecer incluso a otras entidades del país.
El presidente de la UGRA, Juan Pablo Franco Díaz, detalló que si bien en su momento la pérdida de la certificación no causó mayores inconvenientes luego de que el envió de carne al vecino país del norte ha estado detenido desde los últimos cinco años, si se vieron afectados al no poder movilizar el ganado con facilidad, a otras partes de la República. Precisó que en consecuencia, de mano con Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas se trabaja en la creación de un plan de trabajo que será presentado ante la Senasica y con ello buscar de nueva cuenta la certificación.
Explicó que en su momento, el no cumplir con la guía remo que permite rastrear al ganado, incluso conocer desde el nacimiento de la res y hasta su muerte, produjo que al igual que otros diez estados, no lograron mantener el distintivo. Recientemente entró en vigor el protocolo de movilización de ganado de alto riesgo, provenientes de hatos libres certificados (HLC) entre México y Estados Unidos, que permite a los productores de bovinos, seguir abasteciendo de animales de calidad para pie de cría a los ganaderos del país y fortalecer así el mejoramiento genético de la ganadería nacional.
El protocolo aplica de manera inmediata a los hatos libres certificados que cumplan con los conceptos y requisitos advertidos, lo que contribuirá a vigilar que las movilizaciones de ganado bovino se realicen conforme a los lineamientos acordados.
Así lo dijo:
“Estamos trabajando para recuperar esa certificación, estamos concentrándonos para iniciar con ese cumplimiento en zonas de mayor ganadería como son San José de Gracia y Calvillo y de manera gradual avanzar al resto del estado”, comentó.