Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Morena enfrenta hoy el reto de movilizar a más de 37 millones de ciudadanos para lograr que la primera consulta popular promovida por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, sea vinculante.
Deberá lograr la participación de 37.4 millones de personas inscritas en la Lista Nominal, es decir, el 40 por ciento.
Y aunque personajes como Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, han reconocido que será difícil que su partido alcance esa cifra, la dirigencia estableció una meta por encima de ella.
El 27 de junio pasado, la secretaria general del partido, Citlalli Hernández, llamó a los 2.6 millones de personas que firmaron la petición ciudadana de consulta popular a convencer a 20 personas, a fin de lograr la participación de 40 millones de ciudadanos.
Esta cifra es 79 por ciento superior a los casi 21 millones de votos que obtuvo Morena en las elecciones del 6 de junio pasado, e incluso es un número superior a los votos obtenidos por el Presidente Andrés Manuel López Obrador en 2018, que sumaron más de 30 millones.
El 15 de junio pasado, apenas unos días después de concluida la jornada electoral, el partido inició una intensa campaña en redes sociales para difundir la consulta, bajo el argumento de que es para enjuiciar a los ex Presidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Sin embargo, la pregunta no hace referencia a ex Mandatarios.
A la campaña en redes, en los días posteriores se sumaron acciones como giras, mesas de información en diferentes puntos del País, reparto de volantes, colocación de lonas en viviendas y reuniones en comunidades alejadas.
A pesar de ello, integrantes y dirigentes de Morena han señalado la posibilidad de que la consulta no alcance la participación necesaria para que sea vinculante, y han afirmado que, de ser el caso, los responsables serían el INE, el ex Presidente Vicente Fox y un “grupo político” que busca descarrilar dicho ejercicio.