Ante el robo ocurrido en las instalaciones de la empresa NOVAG INFANCIA, de diversos productos, entre ellos medicamentos oncológicos, que distribuye la propia empresa, la Cofepris hizo la denuncia correspondiente y pidió a las autoridades sanitarias de los estados que aseguren los fármacos alusivos.

Se trata de Daunorubicina, Fluorouracilo, Oxaliplatino, Dacarbazina, Mitomicina, Otoposido, Idarubicina, Ciclofosfamida y Epirubicina.

El titular de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, consideró difícil que este tipo de medicamentos se vendan en tianguis, porque son muy costosos, de 8 mil a 10 mil pesos; por lo que visitarán las farmacias especializadas, las clínicas y hospitales, que son los que pueden utilizarlos; de haberse adquirido clandestinamente, se asegurarán.

Estos fármacos deben ser recetados y aplicados bajo la supervisión y control de los profesionales de la salud; son para uso exclusivo del sector salud (Secretaría de Salud, ISSSTE, IMSS, Semar, Sedena) por lo que no pueden adquirirse en farmacias particulares, hospitales privados, ni a través de internet o redes sociales.

Es importante solicitar siempre el comprobante de la compra para futuras aclaraciones o devoluciones; la población en general no debe comprar medicamentos de este tipo.

El funcionario destacó que se levantará Denuncia Sanitaria en caso de detectar productos contenidos en el listado, así como de cualquier establecimiento que ponga a la venta los mismos.

Se debe reportar cualquier reacción adversa o malestar relacionado al uso o consumo de medicamentos, en la página web de la Cofepris https://www.gob.mx/cofepris.

Además, se continuará con las acciones de vigilancia para evitar que los productos, empresas o establecimientos incumplan con la legislación sanitaria vigente y no representen un riesgo a la salud de la población.