Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) busca que los pacientes de todo el País reciban su tratamiento directamente en su domicilio, a través de 12 laboratorios que se harían cargo de la distribución.

Con el programa “Entrega y aplicación segura de tratamientos para población vulnerable ante la pandemia”, la AMIIF busca colaborar con las principales instituciones mexicanas de salud para lograr que pacientes con distintas enfermedades crónicas reciban su tratamiento en tiempo y forma, evitando su exposición a situaciones de potencial contagio del virus SARS-CoV-2.

“El programa beneficiaría a 5 mil pacientes y no implicaría ningún gasto adicional por parte de las instituciones públicas de salud. Está listo para arrancar desde hace tres meses con un esquema de abastecimiento a través de métodos de entrega y/o aplicación directa para 70 moléculas de áreas terapéuticas con alto impacto”, detalló Cristóbal Thompson, director de la AMIIF.

Mencionó que los tratamientos disponibles para entrega o aplicación a domicilio incluyen áreas terapéuticas como oncología, inmunología, infectología, lisosomales, sistema osteomuscular y sistema respiratorio, entre otras.

Destacó que los programas de entregas seguras de medicamentos permiten dar continuidad en los tratamientos pacientes no Covid-19 en entornos seguros, evitar su exposición a potencial contagio, así como disminuir el riesgo a familiares y cuidadores, al tiempo de liberar espacios y recursos humanos en unidades de atención.

De acuerdo con una encuesta que realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 155 países, incluido México, sobre las interrupciones parciales o totales en servicios de prevención y tratamiento de enfermedades no transmisibles, los tratamientos se han visto suspendidos en 53 por ciento para la hipertensión, 49 por ciento para la diabetes, 42 por ciento para cáncer y 31 por ciento para enfermedades cardiovasculares.

“Eso traerá pacientes fuera de control de su enfermedad y afectación a sus familias y al sistema de salud en general”, sostuvo.

Thompson señaló que si bien ha habido reuniones con las autoridades para implementar la distribución de medicamentos y terapias a domicilio, hasta ahora no hay un acuerdo.

“Necesitamos sacar a gente de hospitales”, insistió.