Un total de 316 niños, niñas y adolescentes han detectado las brigadas contra el trabajo infantil en la zona de la Feria Nacional de San Marcos desde el inicio de la verbena a la fecha, varios de los cuales han sido resguardados en la Guardería del DIF Estatal, además de darles el debido seguimiento para evitar que reincidan, destacó el director de Desarrollo Familiar y Atención de dicha instancia, Ernesto Ruiz Velasco de Lira.
Detalló que de esa cantidad, 206 han sido niños y niñas y 110 son adolescentes que han sido detectados principalmente en la venta de flores, dulces, agua embotellada y frituras o bien recogiendo latas de aluminio, además de que 23 casos han sido recurrentes, la mayor parte en la Isla San Marcos en puestos fijos.
Cada brigada se compone de equipos de entre 8 y 10 personas, quienes trabajan por zonas y trabajan en varios turnos, algunos hasta las 4 de la mañana.
Ruiz Velazco explicó que cuando se detecta a un niño hay un acercamiento para pedirle información, se le pregunta si va acompañado de alguno de sus papás, hermano mayor o tutor que lo esté cuidando, se levanta una cédula informativa que contiene los datos generales del menor y sus familiares que laboran en la Feria para hacerles una visita posterior.
Apuntó que en caso de detectar alguna situación grave de abuso, maltrato o de trata de personas, se hace llegar el caso a la Procuraduría del DIF Estatal y en aquellos donde sea recurrente que el comerciante tiene ahí a sus hijos trabajando, se canalizan a la Dirección del Trabajo de Gobierno del Estado para que les apliquen las acciones correspondientes, que van desde una sanción hasta la clausura del negocio.

SON MÁS DE CIEN. En las brigadas participan más de 100 colaboradores del DIF Estatal, la Dirección del Trabajo de la Secretaría General de Gobierno, Protección Civil Estatal, Secretaría de Seguridad Pública Estatal y Locatel.

¡Participa con tu opinión!