CDMX.- Una fuente aseguró al diario The Guardian que la única manera de detener el proceso sería que la estrella de House Cards viajara voluntariamente al país europeo.
A Spacey, de 62 años, se le persigue por presuntos ataques, entre 2005 y 2013, contra tres hombres en Londres y Gloucestershire.
La publicación señaló que se espera que la policía estadounidense detenga pronto a Spacey en nombre de las autoridades británicas.
Ante los nuevos cargos en su contra, Spacey recibió el respaldo de los productores del filme Peter Five Eight, un thriller con el que el actor volverá en la pantalla tras cinco años de ausencia. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!