Promoverán una reforma legislativa para evitar el uso de casas abandonadas en actividades ilícitas como “picaderos” por adictos para consumo o la venta de drogas, informó el Secretario de Seguridad Pública Estatal, Manuel Alonso García.
Diariamente se realiza un promedio de diez cateos a viviendas en los que se cuenta con la participación de la Fiscalía del Estado y la Guardia Nacional, con el fin de atender reportes sobre este tipo de casas, que se utilizan por grupos delictivos, indicó el funcionario.
Explicó que el acceso a estas viviendas debe realizarse mediante ordenamiento de un juez para realizar un cateo, por lo cual se analiza una posible iniciativa, en la que este tipo de casas abandonadas puedan recuperarse por parte del Instituto de Vivienda Social y Ordenamiento de la Propiedad.
La posibilidad de recuperar predios o casas se ha planteado en la Mesa Ciudadana de Seguridad y Justicia, para que se genere un programa de vivienda exitoso, en el que puedan ser tomadas y rehabilitadas, detalló.
Alonso García manifestó que la ubicación de este tipo de viviendas se detecta principalmente a través de denuncias anónimas al número 089, cuya investigación se canaliza al ministerio público, para que a su vez, solicite una orden de cateo a un juez, con el fin proceder legalmente en operativos.
Informó que se mantiene el pilotaje del Sistema Orión, mediante la aplicación de tecnología en tiempo real para la atención de reportes de emergencia por parte de 60 unidades de la Policía Estatal, con el fin de reducir los tiempos de respuesta.
Consideró que este esquema de atención en tiempo real de las patrullas a reportes recibidos en el 911, podría instrumentarse en la totalidad de las patrullas en el año 2025.