Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El convenio Juntos por la Salud, a través del cual hospitales privados han atendido consultas del sector salud durante la contingencia sanitaria, y que culmina el próximo 31 de marzo, podría extenderse.
Al participar en la conferencia virtual “Unen fuerzas para reducir el gasto de bolsillo en la salud de los mexicanos”, Héctor Valle, presidente de Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) indicó que desde los distintos actores existe disponibilidad de continuar con la colaboración, la que calificó como positiva.
Entre los servicios que han brindado instituciones privadas mencionó la atención a casos de úlcera gástrica y duodenal, endoscopía urológica, apendicitis, hernias, colelitiasis y colecistitis, y partos, principalmente de derechohabientes del IMSS y el ISSSTE.
“Sé que hay la intención de todo el mundo en caso de que fuera requerido de mantenerlo. En esta semana se están atendiendo las conversaciones para ver si el convenio será requerido en otro periodo mayor”.
Apuntó que con motivo de la pandemia por Covid-19 también se atendieron a pacientes de forma domiciliaria. Tan sólo en la Ciudad de México suman mil 500 atenciones con esta modalidad, dijo.
Señaló que el IMSS, el ISSSTE y el Gobierno capitalino han sido los que más han solicitado los servicios.
“En caso de atención domiciliaria han apoyado para atención precisamente, ahí sí para pacientes Covid”, añadió.
“Vemos como muy positivo, complementario y dado que es bueno para el País seguir trabajando en esa dinámica”, insistió.
Aseguró que el director del IMSS, Zoé Robledo, ha mantenido el diálogo con Javier Potes, director del Consorcio Mexicano de Hospitales, y con la Asociación Nacional de Hospitales Privados con resultados positivos.