Abel Barajas
Agencia Reforma

CDMX.- La Interpol giró una ficha roja contra Laura Bozzo para su búsqueda en más de 190 países por el caso en que le imputan la venta de un inmueble embargado por el SAT con el cual había garantizado un adeudo fiscal de más de 13 millones de pesos.
Fuentes del Gobierno Federal dijeron que la notificación fue emitida con base en la orden de aprehensión que libró en su contra el juez de control Daniel Ramírez Peña, del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, por el delito de depositaría infiel, el 14 de agosto.
Este mandamiento privativo de la libertad fue girado contra la conductora de Laura en América porque incumplió la orden del juez de internarse voluntariamente en el Penal Estatal de Santiaguito, Estado de México, en un plazo de 48 horas, mismo que venció el 13 de agosto.
La Fiscalía General de la República imputa a Bozzo el delito de depositaría infiel por vender la casa Cerrada de Antequera 47, Fraccionamiento La Herradura, en Huixquilucan, Estado de México, que había embargado el SAT.
El 7 de agosto de 2018 Bozzo vendió el inmueble en 700 mil dólares a Guimisión S. A. de C. V., empresa constituida apenas un mes antes y representada por Juan Ignacio Oseguera Iturbide, abogado que aparece en el directorio de la Notaría 99 de CDMX, misma ante la que se dio fe de la compraventa.
El delito contra Bozzo no amerita prisión preventiva oficiosa, pero el juez de control, en su momento, le dictó la prisión preventiva justificada ante el riesgo de fuga. Su estatus es de persona evadida de la justicia.
Respecto a esta información, el abogado de la peruana declinó ofrecer más detalles.
«Es un tema del que la defensa no tiene conocimiento y (Bozzo) no tendría por qué ser buscada internacionalmente. Esa información se había manejado desde la fecha de la audiencia», indicó Diego Ruiz, titular del equipo de la defensa de la conductora.
Con información de Juan Carlos García