Staff
Agencia Reforma

José Nicanor Araiza Dávila, quien buscaba a su hijo desaparecido en Zacatecas, fue encontrado muerto tras ser privado de la libertad.
El cuerpo del activista fue localizado el martes en un camino de terracería del municipio de Concepción del Oro y fue el jueves cuando familiares realizaron su identificación, reportaron medios locales.
El pasado 22 de julio, hombres armados irrumpieron en la vivienda del buscador, en el municipio de Villa de Cos, y se lo llevaron.
En redes sociales, el activista Adrián LeBarón lamentó el deceso y arremetió contra la estrategia de “abrazos, no balazos”.
“José Nicanor Dávila fue encontrado muerto en Zacatecas. Buscaba a su hijo desaparecido 2 años, hacía la tarea del gobierno, rascaban tierra esperando encontrar ese pedazos de alma. Quiero ver a @lopezobrador_ diciendo a la familias ‘no sean rencorosos, mejor abrazos y no balazos'”, escribió.
Después del plagio, el Consejo Ciudadano del Mecanismo Estatal de Búsqueda, del que la familia Araiza forma parte, urgió a las autoridades a dar con su paradero.
“Lo sacaron de su domicilio, gente armada que llegó en dos camionetas”, precisó en un comunicado dirigido al Gobierno local y a la Federación.
Araiza Dávila, de 51 años, buscaba a su hijo Nicanor Araiza Hernández, quien desapareció el 30 de septiembre de 2018, también en Villa de Cos.
“Nos parece una situación extremadamente grave, dado que la familia ha participado en las acciones de búsqueda para localizar a su hijo”, señaló el organismo.
“Sabemos que la Fiscalía Especializada ya está realizando su trabajo para localizarlo. Les pedimos redoblar esfuerzos para garantizar la protección de la seguridad humana de todas las buscadoras y buscadores que están ejerciendo su derecho a participar en la búsqueda de sus seres queridos”, agregó.
Apenas el 15 de julio, Aranza Ramos, integrante del colectivo “Guerreras Buscadoras”, fue asesinada en Guaymas, Sonora.
Ramos buscaba a su esposo Brayan Omar Celaya Alvarado, quien desapareció el 6 de diciembre de 2020.
Tras este crimen, la Secretaría de Gobernación (Segob) se comprometió en un encuentro a revisar los mecanismos para proteger a las personas buscadoras.
“Las representantes de los colectivos externaron su preocupación por las condiciones de riesgo a las que se ven expuestas por las diversas actividades que realizan en materia de búsqueda de personas, así como derivado del reciente asesinato de una de sus compañeras”, refirió la dependencia el 23 de julio.
Durante la actual Administración, 68 defensores de derechos humanos han sido asesinados, reportó la Segob el 12 de julio.