Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca cobrar 161 millones de pesos al empresario Moisés Mansur, presunto prestanombres del exgobernador de Veracruz Javier Duarte.
Funcionarios del SAT se presentaron el 4 de agosto en el domicilio fiscal de Mansur en la colonia Milenio III en Querétaro para tratar de ejecutar dos créditos por impuestos federales omitidos en 2011 y 2013, por 21.5 y 139.5 millones de pesos respectivamente, más actualizaciones, multas y recargos.
Lo único que los notificadores pudieron embargar, por el momento, fue una camioneta Toyota Tundra modelo 2009, pero el SAT puede inmovilizar cuentas bancarias y buscar bienes raíces en todo el país para cobrar los créditos.
En enero pasado, la Fiscalía General de la República (FGR) tuvo que devolver a un representante de Mansur un departamento en la avenida Campos Elíseos, en Polanco, que había sido indebidamente decomisado como parte del proceso penal contra Duarte, pero que puede ser embargado por el SAT.
Mansur vive desde 2017 en Vancouver, Canadá, donde solicitó asilo político. En México tiene calidad de prófugo, pues enfrenta dos órdenes de aprehensión por fraude fiscal y una por delincuencia organizada y lavado de dinero, en esta última en calidad de coacusado de Duarte, quien purga una condena de nueve años de cárcel.
El SAT le detectó una cuenta bancaria en la sucursal Interlomas de BBVA, que entre 2014 y 2015 tuvo ingresos por 85 millones de pesos, con egresos de 99.4 millones, pues la mayor parte del dinero era transferido casi de inmediato para pagos de obras, construcciones y otros servicios.
Una de las imputaciones de la FGR contra Mansur por fraude fiscal es porque en la declaración que presentó al SAT en 2014 reportó ingresos acumulables por la cantidad de cero pesos, cuando en realidad obtuvo 35.9 millones.