Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Para terminar con la racha de siete campeonatos de pilotos y de constituciones consecutivos de Mercedes, Red Bull ya trabaja para tener un auto que pueda desbancar al rey en 2021.
Además de la incorporación del mexicano Sergio Pérez a las filas del equipo austriaco, Christian Horner, jefe de equipo, aseguró que para quedar campeones el próximo año, no nada más se fiarán en la pericia y experiencia de sus dos pilotos, Max Verstappen y Checo, si no también tendrán que desarrollar un RB16B que pueda pelearle a las Flechas Plateadas en todo tipo de pistas
«Creo que hemos mejorado el coche significativamente», dijo Horner, al reflexionar sobre los progresos realizados durante la campaña 2020.
«Necesitamos un coche que funcione en una gran variedad de circuitos, algo en lo que Mercedes ha sido muy bueno».
El equipo Red Bull espera llevar sólo el 60 por ciento de su coche actual a 2021 y esa estabilidad ofrece al equipo el estímulo de poder dejar atrás su reciente historia de comenzar cada campaña retrasado antes de ponerse al día más tarde en la temporada.
«No es un comienzo desde cero otra vez. Obviamente, un gran porcentaje del coche se lleva, pero donde empezaremos en Barcelona (en las pruebas) en un par de meses va a ser más o menos donde terminemos (este año) con las mejoras pertinentes», afirmó el directivo británico.

ASÍ LO DIJO
«Tenemos que ser fuertes en todos los tipos de circuitos, particularmente con un calendario de 23 carreras».
Christian Horner, jefe de equipo en Red Bull.