CDMX.- Jennifer Lopez está luchando intensamente para mantener su matrimonio con Ben Affleck a flote. Según fuentes del Daily Mail, Lopez dejó crecer rumores durante la promoción de su película «Atlas» como una estrategia de marketing, lo cual causó malestar en Affleck.
Los rumores sobre problemas entre Lopez, de 54 años, y Affleck, de 51, han aumentado recientemente, y hasta Jennifer Garner, exesposa de Affleck, ha aconsejado a Lopez para resolver sus conflictos. Lopez reconoció haberse equivocado al ignorar sus diferencias con Affleck mientras se concentraba en su gira y la promoción de «Atlas», ahora disponible en Netflix.
Recientemente, Lopez anunció la cancelación de su gira «This Is Me. Live Tour», organizada por Live Nation, argumentando la necesidad de estar más cerca de sus hijos y seres queridos. «Estarán separados mientras él trabaja en sus películas, pero ella hará todo lo posible por ajustar su tiempo y estar con él en sus días libres», afirmó una fuente cercana.
Aunque no están oficialmente separados, sí existe un distanciamiento que ha puesto en duda el amor que los reunió. Lopez está decidida a «reenamorar» a Affleck, asegurar su confianza y mejorar su relación, destacando la necesidad de una mejor comunicación entre ambos. El manejo del dinero ha sido citado por algunos como una fuente de conflicto, pero el verdadero problema radica en su comunicación.
Recientemente, fue visto que Affleck residía en una mansión alquilada por 100,000 dólares al mes. La pareja, conocida popularmente como «Bennifer», reavivó su romance en 2021 y contrajo matrimonio, después de haberse comprometido en 2002 y separado en 2003.
En medio de este turbulento periodo, Lopez fue vista mostrando gestos de desaprobación durante un paseo con su exgerente Benny Medina en Los Ángeles, frunciendo los labios mientras iba de copiloto en el convertible BMW de Medina. Este gesto captado por los paparazzis refleja el estrés que la situación actual le genera. (Staff/Agencia Reforma)