Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.-Un plan de la administración de Biden para reducir los precios de los medicamentos recetados ofrece la primera hoja de ruta detallada de acciones administrativas que apoyaría la Casa Blanca, además de la legislación destinada a reducir los costos, destacó The Wall Street Journal.

El diario dijo que el plan, que se publicará este jueves, respalda la legislación de los demócratas del Congreso, incluido un impulso para empoderar al gobierno federal para negociar los precios de los medicamentos en Medicare y transferir esos costos más bajos al sector privado.

Las medidas administrativas incluyen probar el reembolso de los medicamentos en Medicare según el valor clínico que brindan a los pacientes y ofrecer fondos federales para la investigación de nuevos tratamientos, según el plan visto por el Journal.

Medicare es el programa de salud para personas mayores de 65 años y personas más jóvenes con discapacidades.

«La Administración Biden-Harris sigue comprometida con hacer que la atención médica sea más asequible para las familias estadounidenses, y este Plan describe una forma clave en que lo haremos», dijo el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, en un comunicado.

«Al promover la negociación, la competencia y la innovación en la industria del cuidado de la salud, aseguraremos la equidad de costos y protegeremos el acceso a la atención».

PhRMA, un grupo de fabricantes de medicamentos, criticó ayer los planes para permitir la negociación de precios de medicamentos en Medicare, diciendo que reducirá los fondos para el desarrollo de nuevos tratamientos.

«Es realmente una cortina de humo para implementar nuevos controles de precios gubernamentales», dijo David Ricks, presidente y director ejecutivo de Eli Lilly & Co.

El plan, resultado de semanas de reuniones con la industria, grupos de pacientes y otros, surge de una orden ejecutiva firmada por el Presidente Biden a principios de julio que encargó a Salud y Servicios Humanos desarrollar la hoja de ruta en 45 días.

El Presidente pidió que el plan incluya iniciativas para combatir los altos precios de los medicamentos, reforzar las cadenas de suministro farmacéuticas nacionales y abordar lo que el plan llama aumento de precios.

El plan de 29 páginas se basa en tres principios generales: apoyo a la negociación de precios con los fabricantes de medicamentos y límites a los aumentos de precios de los medicamentos, promoción de la competencia de la industria y apoyo a la investigación pública y privada de nuevos tratamientos, según una copia del informe.

La Administración de Alimentos y Medicamentos y la Oficina de Marcas y Patentes de EU desarrollarían soluciones para que los fabricantes de medicamentos no puedan usar injustamente el sistema de patentes para desalentar la competencia, según el plan.

El plan exige reducir las barreras regulatorias que pueden impedir o retrasar la aprobación de genéricos de menor precio o la concesión de licencias de biosimilares, así como promover alternativas de menor costo, indicó el diario.

Para impulsar nuevas innovaciones en medicamentos, la administración lanzaría una agencia en los Institutos Nacionales de Salud para impulsar avances biomédicos. Biden solicitó 6.5 mil millones de dólares durante tres años en su presupuesto fiscal 2022, cuyo enfoque sería «fomentar innovaciones médicas», incluso para enfermedades como el cáncer, la diabetes y la enfermedad de Alzheimer.