Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, condenado por asociación delictuosa y lavado de dinero, quiere obtener su libertad… ¡por buena conducta!
El ex Mandatario priista pedirá su libertad condicional una vez que ya cumplió el 50 por ciento de su sentencia de 9 años, uno de los siete requisitos básicos en el sistema penal acusatorio para solicitar su excarcelación.
Aunque originalmente la Fiscalía pretendía imponerle 25 años por asociación delictuosa y lavado de dinero, al final solo le impusieron sólo 9 años de cárcel, de los cuales ya ha pasado preso cuatro años y medio.
Pablo Campuzano, defensor del ex Gobernador de Veracruz, adelantó que una vez que las autoridades les proporcionen algunos documentos administrativos, solicitará este mes una audiencia a un juez de ejecución de sanciones para pedirle su preliberación.
«Solicitamos al Reclusorio Norte que informe sobre su buena conducta, etcétera, etcétera, y dependemos nosotros de esos tiempos, entonces la fecha exacta de solicitud de audiencia para el beneficio preliberacional todavía no sé cuándo vaya a ser, pero debe ser en estos días, en este mes», dijo.
La Ley Nacional de Ejecución Penal prevé la libertad condicional del sentenciado si además no ha sido sentenciado en otro juicio en forma definitiva y no tenga otro proceso que amerite prisión preventiva, además de haber tenido buena conducta durante la reclusión.
Otras exigencias son cubrir la reparación del daño o la multa -en caso de haber sido impuesta en sentencia-, acreditar que su liberación no implica un riesgo para la sociedad y las víctimas o testigos que declararon en su contra y haber cumplido con el plan de actividades de readaptación social en prisión.
Duarte fue detenido en Guatemala el 15 de abril de 2017 y extraditado a México el 17 de julio del mismo año.
El 26 de septiembre de 2018, el veracruzano se declaró culpable tras negociar con la PGR un procedimiento abreviado para obtener una pena menor.
El pasado viernes 15 de octubre del presente año, considerando su reclusión desde el día de su captura en Guatemala, Duarte cumplió 4 años con 6 meses en la cárcel, fecha que esperaba para reclamar su libertad anticipada.
Duarte tiene otros dos procesos en el fuero común de Veracruz por delitos de servidores públicos, pero en ninguno de ellos tiene impuesta la prisión preventiva justificada. Por esa razón, si consiguiera el beneficio a nivel federal, no tendría ese impedimento para quedar libre.

¡Participa con tu opinión!