Edgar Contreras 
Agencia Reforma

Cristiano Ronaldo está muy enojado. Al 5 veces ganador del Balón de Oro le quitaron la posibilidad de brillar individualmente en la Serie A.
Su técnico Maurizio Sarri lo dejó en la banca en la última jornada, con lo que le quitó la opción de contender por el título de goleo con Ciro Immobile (le ganó por 5 tantos). Dice la prestigiosa Gazzetta dello Sport que el portugués enfureció cuando Paulo Dybala fue elegido como el Most Value Player de la temporada.
Así que CR7 busca quién se la pague, y el primero en cruzarse en su camino es el Lyon.
Los franceses van arriba 1-0 en la eliminatoria frente a la Juve, equipo que tiene bríos renovados tras ganar el Scudetto. Además, tiene la ventaja de jugar en casa, pero la desventaja de que no marcó como visitante en la ida de los Octavos de Final.
El MVP de la Serie A, Paulo Dybala, es duda aún por lesión en el cuadríceps izquierdo.
“Está en manos de los médicos. No sabemos aún si jugará. Veremos la evolución entre hoy y mañana”, dijo ayer Sarri en la conferencia previa.
El técnico no termina de convencer pese a ganar la Serie A.
“No creo que sea mi último partido. Tengo que lidiar con la dirección del club, no son amateurs. Ya han hecho sus valoraciones sobre mí, independientemente del resultado de mañana. Si no fuera así, serían aficionados y se moverían solo en una ola emocional”, comentó el DT.
En la Juve respetan al Lyon. Saben que puso en predicamentos al PSG en la Final de la Copa de la Liga, y que el resultado del juego puede ser determinante para la tranquilidad de Sarri y de CR7.