Antonio Baranda, Claudia Guerrero y Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para obtener la mayoría calificada en el Congreso -que perdió en las elecciones del pasado domingo 6-el presidente Andrés Manuel López Obrador ya “cucó” al PRI.
“Con Morena, el PT y una parte del PVEM, no toda, se tiene mayoría del 50 más uno, que yo le llamo mayoría simple.
Si se quisiera tener mayoría calificada, que son dos terceras partes, se podría lograr un acuerdo con una parte de legisladores del PRI o de cualquier otro partido, pero no se necesitan muchos para la reforma constitucional.
Entonces, este es el panorama y esto es lo que quedó”, comentó el mandatario en su conferencia de prensa matutina.
El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, respondió que aceptaría un diálogo con Morena, el partido del Presidente, siempre y cuando fuera público.
En comentario a Grupo REFORMA aseguró que el bloque opositor construido con el PAN y el PRD, es firme, pero que eso no impide tener un acercamiento con el Gobierno.
“Se construye el bloque opositor para tener una agenda conjunta, eso no deja de lado que el PRI tenga una agenda propia y que nosotros nos sentemos a dialogar con el Presidente” dijo al salir de una conferencia de prensa con Marko Cortés y Jesús Zambrano, dirigentes del PAN y PRD, respectivamente.
En la conferencia, Moreno fue más severo y dijo que no le harían mella las persecuciones políticas del gobierno federal.
La postura del dirigente nacional tricolor fue cuestionada por el Gobernador priista de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme.
“El diálogo debe ser con el frente opositor, no con él (“Alito”) ni con el PRI”, indicó. “Los diputados son para generar un contrapeso (…) dialogar sí, pero debe ser bajo un esquema de orden y cuidando siempre la mayoría calificada que se requiere para cambiar la Constitución y que esos cambios obedezcan al interés nacional, no de la 4T”, dijo.
López Obrador dedicó parte de su conferencia matutina a explicar los resultados electorales como si hubieran sido completamente favorables a su proyecto.
“‘O lo dejamos sin la Cámara o nos deja sin País…’, pues no pudieron. Y hay País para todos y de manera preferente para los pobres”, expresó haciendo referencia a una imagen con esa frase publicada por Claudio X. González.
Y justificó las derrotas de Morena en la Ciudad de México a guerra sucia de sus adversarios. Incluso, aseguró que los electores “más afectados” por la tragedia en la Línea 12, que costó la vida a 26 personas, entienden que “estas cosas suceden” por lo que no afectó electoralmente.
“En el caso de la línea del Metro, los más afectados, Iztapalapa, Tláhuac, gente humilde, trabajadora, buena, entiende de que estas cosas desgraciadamente suceden y ahí no impacta política, electoralmente; sin embargo, en las colonias de clase media, media, media alta, ahí sí”, argumentó.

Con información de María Elena Sánchez