A partir de este sábado podrán reabrir sus cortinas comercios, restaurantes, hoteles, transporte público y de plataforma, siempre y cuando cumplan con la presentación de sus protocolos de sanidad y éstos sean avalados por Regulación Sanitaria del ISSEA.

Su titular, Octavio Jiménez Macías, refirió que si bien el sector industrial está siendo ya revisado en sus protocolos sanitarios, a partir de ayer quedaron publicados los dirigidos a los giros que podrán volver a operar.

Es así que empresarios cuyos negocios son de los citados, de todos los tamaños, podrán presentar sus protocolos ante la Coprisea que tiene su oficina en calle Galeana #465 a más tardar este viernes; “están en plataforma los principales protocolos, lo que van a hacer es bajarlos, adecuarlos, poner el título de la empresa, su actividad, presentarlos por documento, se les sella de recibido y podrán iniciar sus actividades normales, con todas las recomendaciones señaladas”.

Advirtió que una vez presentado el escrito hay una corresponsabilidad en el cumplimiento de lo que allí se indica, pues en caso de encontrar que no es así, habrá sanciones y suspensiones, lo mismo para aquellos a los que no se haya aceptado el protocolo presentado por escrito y decidan abrir sus locales.

Jiménez Macías resaltó que con la reapertura de las actividades habrá un incremento en la movilidad social, y por lo mismo es que se tendrán que incrementar las acciones preventivas y obligar al cumplimiento de los aspectos básicos que son el uso de cubrebocas, lavado de manos o uso de gel antibacterial y la sana distancia, que no deberá ser sólo para la hora del trabajo, sino trasladarlo a la calle y a la casa.

DESCUIDO EN CAMIONES

 El funcionario estatal reconoció que se ha descuidado el cumplimiento de las medidas sanitarias en los camiones urbanos, por lo que la próxima semana se volverán a hacer las revisiones en las unidades, choferes y pasajeros, al igual que en los taxis y servicios de plataforma, y en caso de encontrar anomalías, entonces sí comenzará la aplicación de sanciones.

La exigencia en cuanto al cumplimiento de medidas sanitarias aplicará igualmente a los templos de distintos cultos religiosos, pues la intención es que si bien se permite la actividad en ellos, que se haga con el menor riesgo de contagio.