Los funcionarios deben tener presente que ya no pueden incorporar a los burócratas al ISSSSPEA, con el sueldo que les venga en gana; así lo marca le ley, y el propósito principal es evitar a futuro pensiones de hambre.

Si se trata de trabajadores de base, tendrán que afiliarlos cuando menos con el 70% de su sueldo base de cotización; si son de confianza con el 60%, aunque lo ideal es que sea con el 100%; contadas dependencias afilian a los servidores públicos con el total de sus percepciones.

El titular del ISSSSPEA, José de Jesús Ortiz Domínguez, recomendó a los burócratas estatales y municipales constatar que estén afiliados con la cantidad correcta; en su comprobante de pago quincenal, observe la cantidad relativa al sueldo base; de haber alguna irregularidad, reportarla al Instituto.

Informó que en forma aleatoria se lleva a cabo una investigación con cruce de información, y si los servidores públicos son dados de alta, con una cantidad menor a los porcentajes citados, serán responsables del pago de las cuotas y aportaciones que hayan omitido.

Explicó que los que hayan incorporado a sus trabajadores al Instituto, con anterioridad a la vigencia de esta Ley (febrero 2018), pero no desde la fecha de inicio de la prestación de sus servicios, serán responsables del pago en la proporción que les corresponda, de conformidad con los años de aportación requeridos para cada prestación.

Dichos porcentajes son sobre el sueldo bruto, independientemente de los conceptos que constituyen el pago de sus servicios.

Reiteró que las dependencias que no incorporen a todos sus servidores públicos o aporten en un porcentaje menor, serán responsables del pago de las cuotas y aportaciones correspondientes; deben cubrir directamente a los afiliados las prestaciones que a éstos les correspondan.

En su calidad de patrones, son garantes de las obligaciones del Instituto con respecto a sus afiliados en activo y pensionados.

Les corresponde la retención y entero al Instituto de las aportaciones a su cargo y a los trabajadores, y quedarán sujetos a la revisión y sanción que, en su caso, aplique el Instituto.

Finalmente, reiteró su llamado a los burócratas para que actúen a tiempo y no permitan que sus pensiones se hagan polvo.