La FSTSE se dice dispuesta a salir a las calles y manifestarse de ser necesario para exigir que la Suprema Corte de Justicia de la Nación valore y modifique la resolución en torno al tope máximo de las pensiones jubilatorias de los trabajadores del Estado en UMAS, destacó su dirigente en la entidad, Normando López Meixueiro.
El representante de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado afirmó que sólo están en espera de las indicaciones de parte de su líder nacional, Joel Ayala Almeida. “Nosotros estamos en espera de que nos digan, en sus marcas, listos, fuera, para hacer acciones que de verdad hagan que pueda ser modificada la reforma y sobre todo la Suprema Corte valore a la Federación de Sindicatos”.
Enfatizó que si hay que salir a las calles, “tendremos que salir a exigir que la Suprema Corte valore a los trabajadores federados y sobre todo a los que están próximos a jubilarse y a pensionarse”.
Por lo pronto, dijo que su líder nacional ya entregó a la Secretaría de Gobernación y a la Suprema Corte de Justicia un documento en donde pide una explicación de por qué no fue tomada en cuenta la opinión de la FSTSE, así como la propuesta de por qué consideran que no sería viable el poder modificar por UMAS y regresar al esquema de Salarios Mínimos. “Tendremos ya en días que vienen el dictamen o que nos digan por qué y entonces ya decidirá Joel Ayala lo conducente y nosotros estamos muy pendientes aquí en Aguascalientes por saber la respuesta, y sobre todo para saber obviamente el siguiente paso a dar”.
Recordó que de entrada esta reforma afectará a 1,400 trabajadores federales en Aguascalientes que buscan jubilarse, una vez que les indiquen de las dependencias que ya pueden regresar a laborar un porcentaje mayor y lo cual podría ocurrir en agosto próximo. “Mucha gente ya está esperando meter sus jubilaciones, ellos por el temor de la pandemia, porque también son adultos ya mayores pero con esto, estamos en espera nosotros de la respuesta del líder Joel Ayala, porque muchos empezaron a ver sus casos muy personales para ver si les beneficiaba o los perjudicaba, pero dicen ellos, pues mejor nos morimos trabajando”.