La burocracia en el Hospital Miguel Hidalgo ha detenido los procesos para la procuración de córneas, situación que pone en riesgo la salud y la calidad de vida de pacientes que requieren trasplantes, afirmó el presidente del Patronato del Banco de Ojos y Tejidos de Aguascalientes, Ricardo Magdaleno Rodríguez.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de los Pacientes Trasplantados este 6 de junio, Magdaleno Rodríguez comentó que, a un año y ocho meses de la actual directiva del Hospital Hidalgo, el Banco de Ojos y Tejidos no ha podido realizar la procuración de córneas en dicho nosocomio, algo sin precedentes en los 33 años de historia de la institución.

Explicó que, a pesar de múltiples intentos por establecer un convenio de colaboración con el hospital y el ISSEA, no se ha logrado ningún avance significativo. “En los últimos años hemos visto cambios en el Departamento Jurídico del hospital, lo que ha complicado las negociaciones. Es increíble que llevemos un año y ocho meses sin concretar un convenio que, en condiciones normales, debería resolverse en tres días”.

Dijo que esta falta de colaboración ha tenido un impacto directo en la capacidad del Banco de Ojos para llevar a cabo trasplantes de córnea. Según Magdaleno Rodríguez, la situación se ha vuelto crítica: “Anteriormente, sin convenio formal, podíamos realizar las procuraciones de córneas sin problemas. Ahora, la burocracia está perjudicando a muchos pacientes”.

Indicó que, en lo que va del año, el Banco de Ojos ha realizado sólo 24 trasplantes de córnea, en comparación con los 39 realizados en el mismo periodo del año pasado. La disminución es alarmante, considerando que la entidad debe atender no sólo a los pacientes de Aguascalientes, sino también de regiones vecinas como los Altos de Jalisco, Zacatecas y el poniente de San Luis Potosí.

Ante esta situación, hizo un llamado urgente a las autoridades, particularmente a Rubén Galaviz Tristán, titular del ISSEA, para que intervengan y resuelvan esta problemática burocrática que está afectando la salud de muchos pacientes. “Necesitamos que se pongan a trabajar y dejen de poner obstáculos. Cada año requerimos alrededor de 100 trasplantes de córnea, y en un año y ocho meses de inactividad, se está perjudicando a muchas personas”.