Benito Jiménez, Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que encabeza Nemesio Rubén Oseguera, alias «El Mencho» burlaron el pasado martes un operativo implementado por la Secretaría de la Defensa Nacional.
Los primeros reportes señalaban la presunta captura de Roberto Ruiz Velazco, alias «El Doble R», y Gerardo González Ramírez, alias «El Apá», señalados como capos de la agrupación.
Hasta anoche el Registro Nacional de Detenciones no tenía el reporte oficial de la captura de algunos de los principales líderes criminales.
Al ser identificados, los líderes criminales se enfrentaron con los militares en Ixtlahuacán del Río, al norte de la zona metropolitana de Guadalajara, con un saldo de 5 detenidos y un sicario abatido, así como el aseguramiento de armas de alto poder, vehículos artillados y una estación de retransmisión.
Posterior a ese enfrentamiento, miembros del CJNG incendiaron automóviles, unidades de transporte público, tiendas de conveniencia y comercios en Zapopan, y posteriomente en Irapuato, Celaya y León.
Autoridades de Guanajuato reportaron la detención de 11 presuntos criminales, la mayoría de ellos de entre 22 y 23 años de edad, quienes habrían sido contratados por la agrupación para llevar a cabo actos vandálicos y narcobloqueos en diferentes puntos, y garantizar así la fuga de los criminales perseguidos.
Hasta anoche, ninguna autoridad federal o estatal confirmó la identidad del sicario abatido ni la de los detenidos como tampoco cuál era su rol dentro del CJNG.
REFORMA pidió a la Sedena, a la Guardia Nacional y a la FGR confirmar la identidad de los detenidos, pero no hubo respuesta.
Por la mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que elementos de la Sedena sorprendieron a líderes del CJNG que participaban en una reunión.
«Se informó hoy en la mañana (en la reunión de gabinete) que, al parecer, había un encuentro, una reunión de dos bandas y llegaron elementos de la Secretaría de la Defensa y hubo un enfrentamiento, hubo detenciones», señaló.
«Esto fue lo que provocó las protestas, las quemas de vehículos, no solo en Jalisco, sino también en Guanajuato. Al parecer, sí, jefes de grupos, porque hubo esa reacción muy fuerte, y de quemas de vehículos y creo que de Oxxos».
Sin embargo, fuentes estatales tanto en Jalisco como en Guanajuato reconocieron que en ninguna de las dos entidades tenían a un «objetivo importante».