El Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial aseveró que Aguascalientes vive un tiempo excelente para comprar una vivienda, porque hay oferta, por parte de las entidades de Gobierno Federal, como el Infonavit, con atractivas tasas de interés anual, las cuales van del 2 al 8%, en tanto que la banca comercial ofrece tasas de 7 a 9% anual.
Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, aseveró que fue un acierto que el Gobierno Federal, a través del Infonavit, hubiera decidido entregar los recursos para la compra de vivienda a los trabajadores, porque, de este modo, se frenó la especulación de los desarrolladores de vivienda que construían en los terrenos que querían y cada vez más lejos de los entornos laborales.
Los desarrolladores estaban muy acostumbrados a comprar terrenos para especular en ellos, construir casas y, por sorteos, se las daban a los trabajadores, quienes debían aceptarlas y, al final, terminaban abandonándolas y yéndose a otros lugares a vivir.
Ahora, los desarrolladores de vivienda ya no ponen las condiciones, sino que deben construir las casas cerca de los lugares de trabajo, cumpliendo con las medidas legales y, de hecho, muchos de ellos se quedaron con terrenos en zonas que no califican por el Infonavit y ahora tienen problemas financieros. Así pues, si el trabajador se encuentra afiliado a un sindicato, puede solicitar la información de los nuevos programas del Infonavit y aquellas personas que trabajan por su cuenta o que tienen una empresa, tienen la posibilidad de acceder al crédito hipotecario de los bancos.
Comentó que el Infonavit atiende a los trabajadores que se encuentran en la base de la pirámide y que perciben entre dos o tres salarios mínimos, de modo que estos pueden calificar para adquirir una vivienda en condiciones favorables de una tasa anual de 2%. Aparte, existen otros esquemas en el Infonavit que hacen atractivo hacerse de un patrimonio familiar.
Por otro lado, la banca comercial aprovecha otro nicho de mercado en la clase media hacia arriba, con casas denominadas media-residencial y residencial, con tasas accesibles y plazos de pago muy cómodos, donde las personas pueden adquirir este patrimonio.
Las actuales tasas que se tienen, en ambas instancias, son muy positivas y el Banco de México ha comenzado a subirlas, así que es tiempo de aprovechar estos tiempos, si la intención es hacerse de una vivienda, puntualizó.