El pasado viernes la segunda alegría para Necaxa llegó cuando las Centellas vencieron 2-1 a León consiguiendo su segunda victoria del torneo llegando a 6 puntos, número que es el mínimo que habían conseguido en los seis toneos previos de la Liga MX Femenil. Esto ha motivado al equipo que a través de redes sociales se mostró unido y feliz por el resultado compartiendo una foto con toda la plantilla que busca seguir mejorando partido a partido.
Una buena noticia es que el calendario tendrá un importante bajón en cuanto a calidad de rivales en las siguientes semanas, lo que abre la puerta para que las Centellas rompan su récord en cuanto a puntos en un mismo torneo, siendo 10 las unidades máximas que han conseguido que fue en el Apertura 2017 cuando todavía se jugaban 14 partidos por temporada y se separaba por grupos el torneo. El siguiente rival será Tigres que es el más fuerte por delante e indudablemente un empate sería más que grandioso ante el mejor equipo femenil de México.
Sin embargo, luego vienen sinodales más asequibles ya que de los últimos seis partidos, cuatro serán ante equipos que están en la parte baja de la clasificación, resaltando los enfrentamientos ante Puebla, San Luis y el sotanero Tijuana, oportunidades de oro para sumar victorias. Además de estos choques también se tendrán a Pumas y Toluca dos equipos que, aunque compiten por Liguilla, no están dentro de la élite de la liga, lo que puede dar chance de seguir sumando. Solo el trabajo y la calidad de las jugadoras decidirán los resultados que vendrán por delante para Necaxa, pero luego de un complicado inicio el camino parece abrirse para las de Fabiola Vargas que tienen hambre de éxito.