Esta noche, comenzará la final de la conferencia Este en la NBA, en donde los equipos de Bucks y Hawks tratarán de hacer historia al clasificar a una final de NBA después de muchos años, rompiendo con varias maldiciones y malas rachas a lo largo de las últimas temporadas.
Esta temporada de la NBA ha sido por demás sorprendente, ya que varios de los equipos favoritos fueron eliminados en rondas pasadas de playoffs y, por otro lado, escuadras que no se esperaba mucho de ellas, terminaron dando la sorpresa, al grado de llegar a instancias finales.
A partir de las 7:30 de la noche, comenzará el primer encuentro entre Bucks y Hawks en la ciudad de Milwaukee, recordando que ambos equipos vienen con un desgaste físico bastante grande, debido a que tanto Bucks como Hawks se fueron a 7 juegos en su serie pasada, dejando fuera a los 2 mejores clasificados del Este: Nets y 76ers.
El primer partido se jugará esta noche. Después, el próximo viernes, se disputará el segundo encuentro, también en Milwaukee, para después cambiar de sede a Atlanta el domingo 27 y martes 29; en caso de que aún no haya un ganador, el quinto juego se celebrará el jueves 1 de julio en Milwaukee; el sexto, el sábado 3 en Atalanta; y el séptimo, el lunes 5 en Milwaukee, en caso de ser necesarios.
A nivel histórico, los equipos de Bucks y Hawks no han dado mucho de qué hablar en cuanto a éxitos se refiere, y es que ambas escuadras llevan muchos años sin llegar al menos a una final de NBA y, de igual manera, los dos equipos sólo cuentan con un campeonato en su palmarés.
El conjunto de Milwaukee tuvo su mejor momento a principios de los años 70, con su histórico Kareem Abdul-Jabbar, quien logró levantar el título en 1971 y, a pesar de que regresaron a una final de NBA en 1974, no lograron coronarse; desde entonces, la escuadra de Milwaukee no ha vuelto a una final de NBA, hasta este año con Giannis y compañía.
En cuanto a los Hawks, el equipo de Atlanta no ha llegado a una final de NBA desde que son parte de esta ciudad, recordando que la franquicia se mudó a Atalanta en 1968, pero, desde entonces, han sido de los equipos menos relevantes de la liga. La única ocasión en la que este equipo se coronó campeón de la NBA fue en 1958, cuando aún pertenecían a St. Louis.