José de Jesús López de Lara

Un empleado de la Presidencia Municipal de Jesús María fue ejecutado a balazos la tarde del viernes, en plena Zona Centro y ante la mirada de varias personas que fueron testigos del violento crimen.
Los sangrientos hechos se registraron el viernes a las 15:45 horas, en la calle Francisco Javier Mina, en la Zona Centro del municipio de Jesús María.
La víctima fue identificada como José Eduardo, alias “El Shampoo”, de 31 años, empleado municipal de Jesús María.
La ejecución de este hombre, provocó una impresionante movilización de policías preventivos de Jesús María, policías estatales y agentes del Grupo Exterior “Jesús María” de la Policía de Investigación.
Un reporte al número de emergencias 911, indicaba que en la calle Francisco Javier Mina, justo afuera de las oficinas de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (CAPAS) de Jesús María, uno de sus trabajadores había sido ejecutado a balazos por sujetos desconocidos.
Al arribo de los policías estatales, preventivos de Jesús María y agentes de la FGE, encontraron tirado en el suelo boca arriba y junto a un automóvil, el cadáver de quien fue identificado como José Eduardo, alias ‘El Shampoo’. Esta persona presentaba por lo menos tres impactos de bala en la cabeza y tórax.
Al arribo de la ambulancia ECO-431 del ISSEA, los paramédicos confirmaron la muerte de esta persona. Más tarde, se presentaron en la escena del crimen para iniciar las investigaciones correspondientes, los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
La ejecución se llevó a cabo ante la presencia de varios testigos, quienes señalaron que fueron dos sicarios que iban vestidos de negro los que perpetraron el crimen.
Señalaron que los sospechosos esperaron a que José Eduardo saliera de trabajar y cuando caminaba hacia el estacionamiento ubicado en la calle Francisco Javier Mina y casi esquina con la calle Centenario, para abordar su automóvil Chevrolet Aveo, color arena y placas de circulación de Aguascalientes, lo interceptaron y uno de ellos lo atacó con una pistola tipo escuadra. Consumada la ejecución, se dieron a la fuga con rumbo desconocido.
Los sospechosos escaparon en un automóvil VW Jetta, color gris, donde estaban por lo menos otros dos sicarios más. En la escena del crimen fueron localizados 9 casquillos percutidos de calibre 40 mm.
Cabe destacar que a la víctima lo relacionaban con integrantes de la banda conocida como ‘Los Matianos’, dedicada al robo y a la venta de drogas en el municipio de Jesús María.