Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Pese a tener sólo un 8 por ciento de la población mundial, América Latina concentra casi la mitad de las muertes por Covid-19, destacó el Centro Wilson, un grupo de investigación no partidista creado por el Congreso estadounidense.
El centro valoró además que la pandemia estaba azotando tanto a los países que tomaron duras medidas para contener la propagación del virus, como a aquellos que se mostraron indiferentes.
“El Presidente Alberto Fernández, de Argentina, y el Presidente Martín Vizcarra, de Perú, impusieron algunos de los bloqueos más estrictos del mundo, mientras que el Presidente Jair Bolsonaro, de Brasil, y el Presidente Andrés Manuel López Obrador, de México, mantuvieron un enfoque imprudente de dejar actuar”, escribió en un artículo, Aníbal Nicolás Saldía, investigador del centro.
“Como era de esperar, los brotes en Brasil y México están fuera de control”.
Sin embargo, matizó, las medidas de Argentina y Perú no han sido suficientes para frenar el coronavirus, pues actualmente están enfrentando rebrotes de la enfermedad.
Pronosticó, por otra parte, que América Latina no tendrá una recuperación económica en forma de “V” y llamó además a los gobiernos a realizar reformas para formalizar la economía, incrementar ingresos por impuestos a la renta e incorporar a trabajadores en programas de bienestar social.
La región, indicó, verá un aumento del desempleo de 26 millones en 2019 a 41 millones este año, dijo.
Citó datos del Banco Interamericano de Desarrollo que muestran que más de 26 millones de personas han perdido su empleo. De esa cifra, 3.1 millones han sido en el sector formal.
Además de las medidas sanitarias, los gobiernos latinoamericanos se diferenciaron por sus esfuerzos fiscales y económicos.
“Hasta ahora, el gasto relacionado con Covid-19 representa el 3.2 por ciento del PIB de la región”, dijo el investigador.