Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: Una bronquitis severa fue lo que hizo que Mark Hoppus de Blink-182 no pudiera dar el segundo concierto en la CDMX y ocasionó la cancelación de la presentación de la banda.

«Visité a un médico local y hablé con el médico en casa, estoy tomando varios medicamentos y he estado en cama los últimos 3 días excepto para ir al concierto y ayer tenía la esperanza de que fueran solo alergias y llevé a mi esposa de compras, regresé al hotel y me sentí peor, ví al médico y me dijeron que tenía una infección aguda en la garganta y bronquitis grave.

«Recibí los medicamentos de inmediato con la amable ayuda de los promotores locales y he estado en tratamiento desde entonces, espero y rezo para estar listo para los shows de este fin de semana», dijo el músico.

En una actualización de su estado de salud, Hoppus compartió con sus seguidores cómo ha transitado la enfermedad en México.

«Gracias. Una noche dura la de anoche, ayer estaba mucho peor que el día anterior, ni siquiera podía hablar. Hoy, le patearé el trasero a esta infección sin hacer nada más que descansar, tomar muchos medicamentos y remedios y mirar películas, haciendo todo lo posible para poder salir de esta habitación de hotel y de regresar al escenario.

«El mundo es extraño cuando puedo hablar fácilmente con todos ustedes aquí pero ni siquiera puedo hablar con mi esposa en la misma habitación. Me siento normal excepto que no puedo hablar», señaló.

El vocalista también bromeó sobre las actividades que ha hecho durante su recuperación.

«La buena noticia es que encontré el final de Instagram, deslicé tanto tiempo que era como: ‘¡Hombre, eso es todo, no nos queda nada!’.

«Escuché un par de videos del concierto y solo quiero agachar la cabeza y avergonzarme, mi peor pesadilla, en el escenario, incapaz de hacer lo que amo, frente a tanta gente, tengo pesadillas sobre esto. De todos modos, gracias por los buenos deseos, estoy haciendo lo mejor que puedo, hoy es el día», aseguró.