Tras tres victorias consecutivas la era Tua Tagovailoa sufrió su primer revés en muchos sentidos en la visita a Denver que tuvieron los Dolphins. A decir verdad fue un partido muy poco espectacular en cuanto a ofensivas se refiere con Drew Lock y el propio Tagovailoa sin ser muy efectivos.
Melvin Gordon fue el que cargó con la ofensiva de los Broncos y logró anotar en par de ocasiones por tierra consiguiendo 14 puntos muy valiosos ante una defensiva tan potente como la de Miami. Aunque Tagovaiola conectó un pase de anotación con DeVante Parker y mantuvo el partido cerrado al medio tiempo con solamente tres puntos de diferencia a la mitad del juego, completó tan sólo 11 de 20 pases en un partido muy errático por parte del novato.
En el tercer periodo fue cuando Gordon logró su segundo touchdown del partido alejando a diez de diferencia a Denver. Brian Flores, head coach de Miami decidió mandar a la banca a Tagovailoa dándole oportunidad a Ryan Fitzpatrick al campo, el veterano hizo funcionar mejor el ataque de Miami y se acercaron a tres puntos, pero en los segundos finales fue interceptado en la zona roja. Denver se llevó el partido 20-13 en otra sorpresa del domingo.
En el otro partido de la tarde los Chargers al fin consiguieron una victoria al superar 34-28 a los pobres Jets. El novato Justin Herbert sigue encendido con 366 yardas y 3 anotaciones mientras que Keenan Allen rompió una marca al tener 16 recepciones, 145 yardas y 1 touchdown.