CDMX.- La potente mezcla del rock urbano con el ska, rap, cumbia, hip hop y el rico reggae protagonizaron un pachangón loco que se prolongó por casi cinco horas la noche del viernes.
En vísperas para despedir el 2022, el público regio vivió uno de sus últimos shows en la ciudad con un sabor de ritmos populares que estelarizaron Maldita Vecindad, El Gran Silencio, Genitallica y Pato Machete.
La Arena Monterrey se convirtió en un santuario musical en el que unos 7 mil asistentes gozaron desde las 21:00 horas y hasta casi las 2:00 horas del sábado del desfile de rockeros.
La energética velada tuvo su gran final con la actuación de Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio que convirtieron su show en una ceremonia de música, baile y buenas vibras.
Una descarga de ska, rock y reggae, aderezada con los ritmos tradicionales de la música mexicana como el danzón y el bolero, fueron cortesía de La Maldita a través de “Solín”, “Bailando”, “Pata de Perro”, “Un Gran Circo”, “Don Palabras” y la joya más emblemática de su discografía, su famoso “Pachuco”.
Previo a la actuación de Maldita Vecindad, subieron al escenario El Gran Silencio para exorcizar el aburrimiento con su cumbia fusionada con el rap, hip hop, reggae, norteño y vallenato.
Otros que también estuvieron de plácemes fueron los locos de Genitallica, que cumplen 25 años de echar relajo en la música.
Quien también dijo presente e incluso fue el encargado de abrir el espectáculo a las 21:00 horas fue Pato Machete, quien para esta noche desempolvó éxitos de su paso por el extinto
grupo Control Machete: “Sí Señor”, “Andamos Armados”, “Bien Bien”, “Ileso” y el inolvidable “¿Comprendes, Mendes?”. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)