El gobernador Martín Orozco Sandoval, acompañado de su esposa y presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez, visitó los hogares de decenas de familias en comunidades rurales de los municipios de Jesús María y Calvillo, para llevarles un mensaje de unidad y amor, así como un apoyo en especie para las próximas fiestas decembrinas.

El mandatario estatal señaló que la intención de recorrer los once municipios y visitar a familias de las comunidades más vulnerables, para entregar a lo largo de esta semana un total de 1,500 pavos y 6 mil 500 cobijas, es conocer de primera mano sus necesidades y recordarles que el Gobierno Estatal está a su servicio como un organismo cercano.

El gobernador y la presidenta del DIF desearon felices fiestas a los integrantes de cada familia y que son beneficiarios de esta entrega, programa que se ha vuelto una tradición durante estos cinco años de Gobierno.

Ambos señalaron que la unidad y la paz familiar son regalos invaluables que debemos proteger; y recordaron la importancia de cuidar la salud sobre todo en estas fechas invernales. En otro momento, el gobernador acudió a la Unidad Deportiva del municipio de Calvillo, para continuar con las entregas de apoyos para un Invierno sin Frío, donde igualmente remarcó el interés de su gobierno por tener contacto directo con la sociedad.

Cabe señalar que para la entrega de pavos y cobijas que se lleva a cabo en coordinación con el DIF Estatal, se visitarán comunidades rurales de todos los municipios del interior, así como de la capital.

¡Participa con tu opinión!